Blogia
Manejo de Crisis

ANÁLISIS DE FUTUROS POSIBLES

Por Máximo Kinast

Amable lectora o amable lector, no tengo una bola de cristal ni leo el Tarot ni el I Ching, pero creo posible predecir algunas cosas.

Es muy posible que concuerde contigo en que del futuro lo único seguro es que no sabemos nada. ¿Cómo, entonces, hablar de un Análisis de Futuros Posibles? Parece un contrasentido, pero no lo es.

Hay algunas certezas respecto al futuro, tanto a nivel científico como a nivel de andar por la calle.

A nivel científico tenemos varias seguridades, como por ejemplo:

a) El tiempo no retrocede. Lo garantiza la segunda Ley de la Termodinámica. Aunque es una ley estadística (y el tiempo podría retroceder) las posibilidades están abrumadoramente a favor de que siga una línea desde el Pasado al Futuro. (Hawkings, Historia del Tiempo)

b) Hay fenómenos (cambios) predecibles. Incluso hay muchos predecibles con exactitud astronómica. Por ejemplo: El día y la noche, con hora de la ’salida’ y ’puesta’ del sol; eclipses, estaciones, órbitas de los planetas, mareas, fases de la luna, etc. Otros con menos exactitud, como huracanes, lluvias, temperatura atmósferica, tormentas, etc.

A nivel de andar por la calle, también tenemos varias seguridades, aunque no tan exactas como las científicas, como por ejemplo:

a) El semáforo cambiará de color.

b) Mi reloj marcará los minutos (y segundos, si tiene esta opción).

c) Por la acera (vereda) no pasan los vehículos (aunque a veces alguno se suba y mate a algún peatón).

d) He quedado de encontrarme en tal parte y a tal hora con Pedro y allí nos encontraremos a la hora estipulada.

Con lo escrito quiero explicar que el futuro no es totalmente aleatorio ni imprevisible. Podemos, por tanto, hacernos una idea aproximada de lo que pueda ocurrir.

Podemos definir varias formas de definir ese futuro:

1º En plan brujo, con pelos y señales o con ambigüedades. (Una bruja en Barcelona respondió a la pregunta sobre como será el próximo año, diciendo: "No será mejor ni será peor. Será diferente")*

2º En términos de posibilidad. (Es posible que ocurra esto o aquello).

3º En términos de nube de posibilidades (al estilo que Heissemberg define la posición y el momento de un electrón). Esta es la forma que más me agrada.

Para establecer esa nube de posibilidades es necesario preguntarnos: ¿Qué es lo peor que puede pasar? Una vez que lo hemos definido nos podemos preguntar: ¿No puede ocurrir nada peor que eso?. Cuando lo tenemos claro, hemos fijado el límite inferior.

Luego nos preguntamos ¿Qué es lo mejor que puede ocurrir? Una vez que lo hemos definido nos podemos preguntar: ¿No puede ocurrir nada mejor que eso?. Cuando lo tenemos claro, hemos fijado el límite superior.

Una vez conseguido y seguros de que en ese ámbito nos movemos, nos corresponde fijar hitos internedios con las preguntas: ¿Qué cosas malas pueden ocurrir? y ¿Que cosas buenas  pueden ocurrir?. Una forma de fijar el punto medio es preguntarnos ¿Pueden ocurrir cosas neutras, que no nos afecten? ¿Cuáles? Sobre ellas podemos fijar sucesos posibles positivos y bajo ellas los sucesos posibles negativos, en orden de relevancia. Eso es algo que podemos llamar una Tabla de Futuros Posibles.

Para cada uno de estos futuros posibles relevantes hemos de definir su grado de posibilidad de realizarse, o bien, en otras palabras, su potencial de existir. Esto me parece posible hacerlo usando las relaciones de causas y efectos, quizás simulaciones en computador (ordenador) con algorritmos u otros medios que no son de mi conocimiento.

El razonamiento lógico es que si A es causa de B, y B es causa de C, y C es causa de D, para que exista D será necesario que previamente exista A, B y C en este mismo orden. De modo que si estamos en A, la posiblidad de existencia de D es cierta, pero aún es más débil que si estamos en AB. En cambio si partimos de la situacion Alfa, podemos estar seguros de que las posibilidades de que exista D son muy débiles o inexistentes.

Teniendo estas ideas claras, a nivel social quizás sería posible ponernos de acuerdo en algunos aspectos que nos lleven a mejorar el futuro de nuestro planeta y de la Humanidad. A nivel individual nos ayuda bastante a conseguir nuestras metas el saber fijarlas en un futuro predecible.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

* Rodrigo Rato (o De Rato, como le gusta llamarse ahora) dijo en una entrevista “Casi con certeza las crisis futuras serán distintas de las pasadas. El FMI debe estar preparado, y ser lo suficientemente flexible, para ayudar al mundo a enfrentar lo impredecible”. Eso es una idiotez, como lo dicho por la bruja. Lo grave es que al inverecundo Rato le pagaban un sueldo de rey por decir sandeces como jefazo del FMI. Ver: El nuevo rostro del FMI   www.voltairenet.org/article129171.html#article129171

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres